Placebo para Curar un Corazón Roto.

La mayoría de nosotros sabemos cuanto puede llegar a doler una ruptura, creemos que el fin del mundo está aquí y que se ha acabado todo aquello que le daba sentido a nuestra vida. No hay pastillas que aminoren el dolor sin embargo un placebo podría ayudar en esta etapa de duelo.

 

    Romper con una pareja es una de las experiencias emocionales más negativas por las que atraviesa una persona, el sufrimiento que la ruptura acarrea puede parecernos insoportable  y convertirse en un detonante importante para el desarrollo de problemas psicológicos como la depresión. Un nuevo estudio ha encontrado la eficacia de un placebo para reducir la intensidad del dolor que nos provoca el desamor.

    Diversas investigaciones han demostrado que los placebos, tratamientos simulados sin ingredientes activos,  pueden ayudar a aliviar el dolor y algunos otros síntomas, el estudio publicado en marzo en la revista Journal of Neuroscience, es el primero en medir el impacto de los placebos sobre el dolor emocional.  Tor Wager, profesor de psicología y neurociencia en CU Boulder y autor principal del estudio dijo que la investigación no sólo les ayuda a entender mejor cómo actúa  el dolor emocional en el cerebro, sino que también hace alusión a la manera en que se puede usar el poder de la expectativa.

    En el estudio se observó que las regiones cerebrales que se iluminan cuando existe dolor físico y emocional son similares, este hallazgo envía un mensaje importante para quienes sufren de desamor: “Sepa que su dolor es real, neuro-químico real”, dijo Wager.

    Los investigadores reclutaron a voluntarios que habían experimentado una “ruptura no deseada” en los últimos seis meses, se les pidió llevar una foto de su ex pareja y una foto de un buen amigo del mismo género que el de su ex pareja  al laboratorio, dentro de una máquina de resonancia magnética funcional (fMRI) a los participantes se les mostró la imagen de su ex pareja y se les pidió recordar la ruptura, después  se le mostró la imagen de su amigo. También fueron sometidos a dolor físico (un estímulo caliente en su antebrazo izquierdo). A medida que estos estímulos se repetían alternadamente, los sujetos eran valorados sobre cómo se sentían en una escala de 1 (muy malo) a 5 (muy bueno), mientras tanto la máquina de resonancia magnética funcional hacia un seguimiento de su actividad cerebral.

    Posteriormente sacaron a los sujetos de la máquina y se les dio un spray nasal, a la mitad le dijeron que era un potente analgésico, eficaz en la reducción del dolor emocional,  a la otra mitad se les dijo que era una simple solución salina.

    De vuelta al interior de la máquina los sujetos fueron expuestos nuevamente a las imágenes de su ex y sometidos al dolor. El grupo placebo no sólo sentía menos dolor físico, el dolor emocional también había disminuido, manifestaban sentirse mejor y su cerebro respondió de manera diferente.

   La actividad en la corteza prefrontal dorsolateral del cerebro, un área involucrada con la modulación de las emociones, aumentó bruscamente  y la actividad en áreas asociadas con el rechazo disminuyó después del placebo,  también se observó una mayor actividad en un área del cerebro medio llamada la sustancia gris periacueductal (PAG). El PAG juega un papel clave en la modulación de los niveles de analgésicos químicos del cerebro, u opiáceos, y de neurotransmisores como la dopamina.

    Según Wager, “Las expectativas positivas influyen en la actividad en la corteza prefrontal, que a su vez influye en los sistemas del cerebro medio para generar respuestas neuroquímicas como opioides o dopamina.” Cada vez es más claro que las expectativas y predicciones tienen una fuerte influencia sobre la forma en que sentimos y lo que percibimos. Hacer cualquier cosa que pensemos que nos ayudará a sentirnos mejor, probablemente nos ayude a sentirnos mejor.

Deja un comentario

24 More posts in Ciencia y Tecnología category
Recommended for you
Opioides Naturales Contra la Ansiedad

  Cuando percibimos una situación como potencialmente peligrosa o desafiante una serie de mecanismos internos...