Nuevas Generaciones Adictas al Celular ¿Menos Inteligentes o Más Evolucionadas?

cell-phones-affect-society_6c8fad3694115e38

Hay quienes afirman que la adicción a los celulares, selfies y el narcisismo de los millennials son síntomas de un deterioro intelectual; según estos, las nuevas generaciones tienden a ser más ignorantes y menos interesadas en cultivarse, aunque hay otro sector que afirma todo lo contrario, y que lo que está sucediendo en realidad es que las nuevas generaciones están evolucionando, son más inteligentes.

No olvidemos sin embargo que la medición de la inteligencia es algo un poco más complejo de lo que se cree.

Afirmaciones como “esta tecnología nos está haciendo más antisociales” se escuchan y se leen mucho en años recientes.

paper2

Parece que es cierto que la gente se está ensimismando más que antes, es notorio que lo único en lo que piensan es en el mensaje más reciente o publicación en su whatsapp o facebook, pero esto no indicaría que la gente es más tonta. Probablemente si la gente hace 30 o 50 años hubiese tenido acceso a esta tecnología habría hecho lo mismo

Como miembro de la llamada Generación X (etiqueta y definición con la que no estoy de acuerdo), personalmente no veo gran diferencia. Antes no eran los celulares los que tenían a la gente distraída del mundo que la rodeaba, pero era la televisión en el comedor y en la sala, eran los periódicos o revistas en el transporte público.  Como sea, hay que aceptar que es un hecho que la gente que antes leía periódicos, más tarde tendría una conversación sobre algún tema, a diferencia de lo que está hoy sucediendo.

 

Cierto es que el uso del celular es mucho más notorio de lo que en años anteriores lo eran los otros medios de comunicación-distracción, sin embargo hay un hecho que llama la atención y que tiene en común esta generación con las anteriores: a la hora entablar una conversación con cualquier persona sobre cualquier tipo de tema relacionado con el mundo en el que vivimos, con la realidad, ni antes había sido, ni hoy es fácil encontrar a alguien que, no digamos esté más o menos informado, sino que tenga interés. Por no mencionar la tendencia a validar la opinión de otros, generalmente líderes de opinión en cualquier área, en lugar de la propia.

tren 1

Hay muchas estadísticas que evalúan las diferencias entre lo que se conoce como la generación Z, que son los chicos nacidos después de 1995; la generación Y ó millennials nacidos más o menos a partir de 1983, y sus predecesores conocidos como la generación X y que nacieron entre 1972-1975. En estas estadísticas podemos leer cifras relacionadas con interés por el medio ambiente, familiaridad con la tecnología, actitudes hacia la religión o tolerancia hacia el matrimonio entre personas del mismo sexo y apertura hacia legalización de drogas, por ejemplo. Pero no se dice mucho de si hay un cambio cualitativo y cuantitativo en lo que a capacidad cognitiva se refiere, y lo que se dice parece muy subjetivo. Es decir si la generación actual es más tonta o más lista.

Más bien, parece que de lo que hablan es de un cambio en pautas de conducta no de aumento o disminución de la inteligencia.

Es probable que el porcentaje de gente curiosa que existía en otras décadas o siglos anteriores sea el mismo de hoy en día, y que ahora estaría explorando este nuevo territorio tal como lo haría un niño que mira con curiosidad el mundo en el que se empieza a abrir paso; mientras el otro porcentaje de la población es el que estaría usando la tecnología enfocado principalmente en la satisfacción de necesidades básicas enfocándose únicamente en el entretenimiento y redes sociales. Lo que nos podría también decir que se abrirían grandes brechas como no había sucedido antes entre grupos de la población con el gen de la curiosidad –como lo han llegado a nombrar-  y los que lo tienen poco desarrollado, y a su vez estos 2 grupos habrían abierto una gran brecha con los grupos sociales o étnicos en el mundo que no cuenten con acceso a las tecnologías de la información. Hay quien dice que el porcentaje de personas que mantiene la curiosidad y sentido de maravilla, ronda el 10-11% de la población.

Retomando lo que mencioné al principio, hay quienes afirman que está generación está evolucionando y es más inteligente que las anteriores, esto por el avance en el ritmo de cambio que va de la mano del exponencial avance de la tecnología, lo cual tampoco creo.

Las tendencias en pautas de comportamiento están cambiando (y no siempre cambiando significa evolucionando), por ejemplo, el hecho de que se hable cada vez más del cambio climático en los medios de comunicación lleva a muchos a adoptar ideas y comportamientos “ecológicos”. Sólo que este cambio no parecería estar relacionado con una inteligencia más desarrollada, ni menos. La gente no es consciente de cosas como lo que mencioné en este ejemplo por que le venga el sentimiento desde el interior, por autoconsciencia, sino por condicionamiento exterior. Otro ejemplo es el  tema de la legalización de las drogas, asunto que a fin de cuentas no está siendo promovido en los medios por adolescentes, sino por adultos, aunque quienes adoptan más fácil estos patrones son los jóvenes.

Lo cual no es malo, implica cambios en la sociedad, y algunos de ellos positivos. Lo único que quiero decir es que no parece haber indicios claros que  prueben que las generaciones más jóvenes tengan su capacidad intelectual mermada –o aumentada- en relación a sus predecesores.

Ni los zombies del teléfono celular, ni  los grandes cambios sociales parecen indicar importantes cambios en inteligencia.

Deja un comentario

16 More posts in Sociedad category
Recommended for you
Donald Trump el Reality Show y la Farsa de su Antagonismo.

¿Y si todo lo que aparece en las noticias que nos muestra un Trump fanático...