¿Nos Encontramos Dentro de la Matrix?, Una Realidad Holográfica

Hoy en día las evidencias de una realidad holográfica son tantas y de alguna manera tan contundentes que difícilmente pueden ser ignoradas, dichas evidencias dejan claro que lo que conocemos por real y palpable no podrías ser más que la proyección en este universo “tridimensional” en el que vivimos de una realidad primaria que se encuentra fuera del espacio tiempo como lo conocemos.

realidad holográficaEl modelo holográfico genera una respuesta plausible a varias complicaciones y fenómenos que la ciencia moderna no ha podido explicar de manera convencional, Así mismo también genera una infinidad de preguntas relacionadas con el origen de la información que hace posible la proyección de nuestra realidad holográfica.

Desde el punto de vista aceptado por la ciencia la realidad es, de alguna manera, una creación de nuestra mente en donde los estímulos y señales del exterior, son percibidos mediante nuestros sentidos y procesados por nuestro cerebro para así generar la realidad que experimentamos; entonces ¿Cómo puede el cerebro procesar está información de manera holográfica?, empecemos por definir el concepto y funcionamiento de un holograma.

¿Qué es un holograma?

Un holograma es el registro de los patrones de interferencia lumínico de un objeto (algo así como su huella digital) o sea es la fotografía de la interferencia de las ondas luz con un objeto.  Cuando miramos esa fotografía con una luz adicional, la imagen se recompone en tres dimensiones dándole realismo al objeto.

hologramaEl holograma se produce cuando un rayo láser se divide en dos rayos distintos. El primero se hace rebotar contra el objeto que va a ser fotografiado, en el caso de la imagen una manzana, luego se permite que el segundo rayo choque con la luz reflejada del primero y el patrón de interferencia resultante se graba en una placa bidimensional.

A simple vista la imagen de la película no se parece al objeto fotografiado, de hecho se parece más a los anillos concéntricos que se forman cuando se lanza un puñado de piedrecitas a un estanque, pero en cuanto se proyecta otro rayo láser a través de la película (o en algunos casos, simplemente una fuente de luz brillante), reaparece una imagen tridimensional del objeto original.

La tridimensionalidad no es el único aspecto extraordinario en el holograma, cada parte de la placa holográfica contiene toda la información necesaria para crear la imagen completa, es decir si tomamos la placa/película del objeto fotografiado (la manzana en el caso del ejemplo anterior) y la cortáramos en pedazos, cada uno de esos pedazos puede crear la figura tridimensional de la manzana. Esta característica fue la que entusiasmó al neurocirujano Karl Pribram, creador modelo holográfico cerebral.

Inicios del modelo holográfico de Pribram.

A principio de la década de los 40’s se creía que cada recuerdo tenía una posición específica en algún lugar de las células cerebrales, esos rastros de los recuerdos se llamaban engramas.  Las investigaciones dirigidas por el neurocirujano Wilder Penfield a principios de los años veinte habían producido indicios convincentes de que los recuerdos concretos ocupaban ubicaciones específicas en el cerebro. Cuando Penfield operaba el cerebro de personas epilépticas, aplicaba estímulos eléctricos en distintas zonas del cerebro. Descubrió que cuando estimulaba los lóbulos temporales, sus pacientes, que estaban plenamente conscientes, experimentaban recuerdos vívidos y detallados de episodios pasados de sus vidas. Incluso cuando Penfield intentaba confundir a sus pacientes diciéndoles que estaba estimulando una zona diferente cuando no lo estaba haciendo, observó que al tocar el mismo punto siempre evocaba el mismo recuerdo.

Memoria y recuerdos holográficos

ratas en laberintoPribram no tenía motivos para dudar de la teoría de los engramas de Penfield, pero luego ocurrió algo que iba a cambiar su forma de pensar. En 1946 colaboró con el  neurofisiólogo Karl Lashley en el Yerkes Laboratory of Primate Biology. Durante más de treinta años Lashley había estado inmerso en una búsqueda de los mecanismos causantes de la memoria y Pribram pudo presenciar de primera mano los frutos de su trabajo, quedando sorprendido al descubrir que Lashley no había conseguido encontrar pruebas de engramas y que, además, parecía que sus investigaciones dejaban en duda los descubrimientos de Penfield. Lashley había adiestrado a ratas en varias tareas, como recorrer un laberinto, por ejemplo; después les eliminaba quirúrgicamente varios trozos del cerebro y volvía a someterlas a prueba, su propósito era extirpar literalmente la zona del cerebro que contenía el recuerdo de la habilidad para recorrer el laberinto. Descubrió que no conseguía erradicarlo, extirpase lo que extirpase. A menudo resultaba perjudicada la capacidad motriz de las ratas, pero sus recuerdos seguían intactos incluso cuando les habían quitado trozos enormes de cerebro, si los recuerdos ocupan posiciones específicas en el cerebro ¿por qué no les afectaban los saqueos quirúrgicos de Lashley?

Para Pribram, la única respuesta parecía ser que los recuerdos no estaban ubicados en sitios específicos del cerebro, sino que estaban extendidos o distribuidos de algún modo por todo el cerebro, el problema era que no conocía mecanismo o proceso alguno que pudiera explicar ese estado de cosas hasta que, a mediados de la década de 1960, leyó un artículo sobre la construcción de un holograma. El concepto de la holografía no sólo le pareció deslumbrante, sino que además ofrecía la solución al misterio con el que había estado luchando.

Visión holográfica.

106Lashley también descubrió que los centros visuales del cerebro resistían sorprendentemente la escisión quirúrgica. Tras eliminar hasta el 90 por ciento de la corteza visual de una rata (la parte del cerebro que recibe e interpreta lo que el ojo ve), observó que la rata todavía podía realizar tareas que requerían una compleja destreza visual. De manera similar, la investigación dirigida por Pribram reveló que se puede cortar hasta el 98 por ciento de los nervios ópticos de un gato sin que su capacidad para llevar a cabo tareas visuales complejas quede afectada seriamente.  La propiedad del holograma de que “el todo está en cada una de las partes” parecía explicar el hecho de que se pudiera eliminar una parte muy grande de la corteza visual sin afectar a la capacidad de llevar a cabo tareas visuales, si el cerebro procesaba imágenes mediante una especie de holograma interno, un trozo muy pequeño del mismo bastaría para reconstruir la totalidad de lo que veían los ojos.

Fenómeno ondulatorio utilizado por el cerebro

sinapsisAún faltaba saber qué tipo de fenómeno ondulatorio utilizaba el cerebro para crear los hologramas internos, Pribram supuso que la respuesta se encontraba en las comunicaciones eléctricas que tienen lugar entre las neuronas. Las neuronas son como pequeños árboles con ramas; cuando un mensaje eléctrico llega al final de una de esas ramas, se irradia hacia fuera como las ondas en un estanque. La concentración de neuronas es tan densa que las ondas eléctricas al expandirse, se entrecruzan constantemente unas con otras creando de esta manera un patrón de interferencia.

cinco_sentidosLa realidad es una fuente de estímulos que son captados por nuestros sentidos, la mayor parte de estos estímulos, si no es que todos,  se manifiestan como ondas, la luz que recibimos de una imagen llega a nuestro sentido de la vista por medio de ondas, el sonido nos llega al oído a través de ondas, la energía de la materia que percibimos mediante el tacto son ondas, el olfato al parecer está basado en las llamadas “frecuencias ósmicas“,  nuestras neuronas se comunican mediante mensajes eléctricos que crean ondas. Existen todos y cada uno de los elementos que dan certeza al modelo del cerebro holográfico de Pribram quien para los años sesenta había recabado información suficiente como para convencerse de que su teoría era correcta pero había una cuestión que comenzaba a preocuparle, si la imagen de la realidad que se forma en el cerebro no es una imagen sino un holograma, ¿de qué es ese holograma?. Pribram se dio cuenta que si llevaba el modelo holográfico del cerebro a su conclusión lógica, se abría la puerta a la posibilidad de que la realidad objetiva podría no existir o, al menos, no existir de la forma en que creemos que existe.

Comprendió que la respuesta a este cuestionamiento podría estar fuera de su campo, la búsqueda de respuestas le llevó al trabajo de un especialista en física llamado David Bohm, en la obra de Bohm no sólo encontró la posible respuesta a su duda sino que además descubrió que, de acuerdo al planteamiento de Bohm, el universo entero podría ser un holograma.

La realidad objetiva como la conocemos podría no ser más que una ilusión u holograma. Cada vez hay más teorías y experimentos que nos hacen dudar de la realidad objetiva de las cosas, la prueba más fehaciente se encuentra en las entrañas de la mecánica cuántica, dónde lo más lógico parece un chiste y lo que podría resultar ilógico de acuerdo a las leyes que rigen nuestro universo es lo más común. Entonces, ¿Qué tan real puede ser la “realidad”?

holografía

Leave a Comment

  • PeSil dice:

    Cada ves me convenzo mas de que si no existe un creador, entonces, somos una anomalía cósmica difícil de concebir…
    Durante muchos años he meditado esa posibilidad de que la realidad no sea tal como la percibimos el común de los mortales. De que podríamos ser una especie proyección holográfica. Quiero decir, que podría existir un substrato, una especia de campo energético que lo inunda todo, y, una psiquis universal que interactúa con el mismo, creando de este modo, lo que conocemos como realidad, mundo, universo, etc.
    La psiquis, que se irradiaría por el substrato, crearía las formas, dando origen a una realidad, la cual sería a la vez un nuevo substrato, que la psiquis, al irradiarse nuevamente por el mismo, daría origen a nuevas formas. Y así sucesivamente, capa sobre capa, quizás hasta el infinito, daría como resultado lo que conocemos como realidad, universo, etc.

Deja un comentario

24 More posts in Ciencia y Tecnología category
Recommended for you
Placebo para Curar un Corazón Roto.

La mayoría de nosotros sabemos cuanto puede llegar a doler una ruptura, creemos que el...