Miedos, Aquello Que Nos Mantiene en Una Relación “Tormentosa”

 Cuando un romance se convierte en un círculo vicioso, deja de ser placentero y divertido.

Es muy común ver un sin número de relaciones afectivas disfuncionales, relaciones que a lo lejos diríamos: “yo jamás tendría una relación parecida”, sin embargo los elementos que hacen que las relaciones afectivas se vuelvan disfuncionales son tan comunes que es inevitable estar, alguna vez en la vida, atrapad@ en una relación de este tipo.

Muchas veces las relaciones disfuncionales se convierten en un círculo vicioso del cual, una vez dentro,  nos resulta  cada vez  más difícil salir, por lo que es importante saber qué nos mantiene dentro de una relación disfuncional, ésto con la finalidad de tener la capacitad de salir de ellas, algunos de los motivos por los que nos vemos atrapad@s en relaciones disfuncionales y peligrosas pueden ser los siguientes:

1.- Creer que lo siguiente puede ser peor, “finalmente a est@ ya l@ conozco”; tener esto en mente nos limitará a la hora de tomar decisiones de separación y alejamiento, para poder percibir las cosas con mayor claridad es necesario dejar de pensar en ello. Un pensamiento más sano puede ser el saber que “esto” que ya conozco no es lo que deseo para el resto de mi vida y aunque exista la posibilidad de encontrar algo peor de igual manera existe la posibilidad de encontrar una pareja con quien no se genere una relación destructiva.

2.- Costumbre a lo disfuncional; nuestro cerebro funciona haciendo conexiones neurológicas que ligan un aprendizaje a ciertos sucesos, actos, palabras, sonidos, etc, de esta manera no es para nada absurdo que podamos estar creando conexiones neurológicas que fortalezcan nuestra dependencia psicológica a una relación disfuncional.  Es primordial saber que probablemente estamos en una situación de dependencia para así establecer acciones que, gradualmente,  vayan rompiendo con ésta.

3.- Prefiero esto a la soledad; el miedo es el peor de los consejeros, estar sol@ se convierte en tremendo martirio cuando la soledad nos asusta, sin embargo aprender a estar sol@ y disfrutarlo es una ventaja considerable pues de esta manera la persona aprende a conocerse y por ende a tomar decisiones más sólidas y positivas.

4.- La vida es así;  Culturalmente se nos ha enseñado que cualquier relación amorosa conlleva riesgo y dolor y ¡No!, la vida no es así, es decir, tener pareja no es algo que se nos impone, al menos no en nuestra sociedad por tal motivo somos capaces de escoger con quien pasar nuestros días, una pareja no es sinónimo de problemas y no es un compromiso inquebrantable, finalmente cuando hay amor e inteligencia para “negociar”  una relación puede ser maravillosa.

5.- ¿Y sí no vuelvo a encontrar pareja?, Cuando alguien que está dentro de una relación problemática su vulnerabilidad e inestabilidad emocional se potencia, es común que se tienda a pensamientos negativos relacionados con las parejas, la soledad y el desamor, sin embargo pensar que no se volverá a encontrar pareja es un temor sin fundamento alguno, para comprobarlo solamente tenemos que asomarnos a la ventana y ver la infinidad de gente caminando por la calle, ahí, en aquel universo de personas seguramente se encontrará a nuestro futuro complemento.

6.- Tengo lo que merezco; La inestabilidad emocional por la que pasamos cuando estamos dentro de una relación disfuncional hace muy posible pensar que esa situación es merecida por no ser más inteligente, guap@, cariños@, alegre, etc., si bien en alguna medida es cierto que tenemos lo que merecemos esto no se sustenta en “cualidades” como las recién mencionadas, sino en el estado de ánimo que tengamos, en lo que proyectemos al exterior, sentirse fe@, gord@, tont@, etc; no ayuda; observarse, amarse y valorarse uno mism@ ayudará a que nuestra proyección sea positiva y a entender que merecemos algo mejor porque somos mejores que lo que tenemos.

La lista de motivos es mucho más amplia, sin embargo aquí se mencionan aquellos que suelen ser los más comunes, es importante analizar y determinar si alguno de estos motivos son la razón para que continuemos en una relación “peligrosa”, este primer paso será probablemente el más difícil pues solemos perder la objetividad cuando se trata de nosotros mismos pero sin duda será el más importante pues nos ayudará a liberarnos de aquella relación disfuncional.

Deja un comentario

3 More posts in Pareja category
Recommended for you
Los Tres. Un amor maduro.

Cuando tan sólo tenía 18 años, la fotógrafa de Los Angeles, Ca.,  Isadora Kosofsky conoció...