Innovaciones Médicas de Mierda, Literal.

¿Algún día imaginaste que la humanidad llegaría a ingerir excremento?, ese día ha llegado con el tratamiento médico a base de cápsulas de heces fecales (caca).  

Los trasplantes fecales ayudan a la restauración de bacterias intestinales saludables mismas que son necesarias en el tratamiento de personas infectadas con bacterias malignas persistentes a antibióticos, sin embargo su administración puede requerir de procedimientos sumamente invasivos para los pacientes. Buscando la manera más efectiva de realizar dicho tratamiento, los investigadores del Hospital General de Massachusetts han creado unas píldoras de excremento.

cdiffLa bacteria Clostridium difficile causa diarrea y cuadros intestinales más graves tales como la colitis seudomembranosa que puede poner en riesgo la vida del paciente, su tratamiento puede complicarse debido a su resistencia a la mayoría de los antibióticos. Una alternativa efectiva en el tratamiento de esta bacteria es el trasplante fecal para restaurar bacterias intestinales sanas capaces de desterrar a la Clostridium difficile, sin embargo su procedimiento es complicado ya que se requiere de un donador de heces frescas y de colonoscopia para entregarlas.

En un esfuerzo por mejorar el procedimiento, investigadores del Hospital General de Massachusetts intentaron realizar el trasplante fecal a través de un tubo que iba de la nariz al estómago pero temían que si los pacientes vomitaban podrían inhalar la materia fecal.

La idea de una píldora de excremento.

píldoras de popoLa administración de una píldora no requeriría de ningún procedimiento invasivo ni de la presencia del donante; para comenzar con la producción de las píldoras los investigadores recogieron las muestras de donadores sanos y las congelaron durante 4 semanas. A 20 personas con recurrentes infecciones causadas por la  Clostridium difficile se les administraron 15 píldoras al día durante dos días, 14 de ellos quedaron libres de diarrea casi de inmediato, sin recurrencias. A los otros seis se les suministró nuevamente el tratamiento, obteniendo resultados favorables en 4 de ellos. Desde entonces el grupo de investigadores ha tratado a otras 21 personas con las píldoras de excremento con éxito similar. Los resultados del estudio fueron anunciados en la reunión IDWeek en Filadelfia y publicados en JAMA , la revista de la Asociación Médica Americana.

Las píldoras tienen un aspecto poco atractivo debido a que las cápsulas deben ser resistentes al ácido para que puedan llegar más allá del estómago, al intestino grueso, donde las bacterias sanas trabajan. Hoy día las cápsulas resistentes a los ácidos sólo se hacen con material  translúcido. “Así que ellas son una especie de cápsulas de color marrón”, dice la  Dr. Elizabeth Hohmann , médico en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts.

Deja un comentario

24 More posts in Ciencia y Tecnología category
Recommended for you
Placebo para Curar un Corazón Roto.

La mayoría de nosotros sabemos cuanto puede llegar a doler una ruptura, creemos que el...