Del Juego de Pelota Mesoamericano al Fútbol y la Saturación Televisiva.

futbol fans6

El fútbol es el deporte más popular en el mundo y especialmente cada cuatro años que se celebra el campeonato mundial de la FIFA es el tema más popular por mucho; aunque hay todo tipo de torneos cada año y casi todo el año, como el mundial de fútbol, la euro, copa américa, africa, copa príncipe de esto, aquello  y las que se les ocurra; desde enero hasta diciembre ¡toda una saturación! El fútbol es capaz de paralizar países enteros durante un partido, todo esto a pesar de la confirmación de lo que ya sabíamos: en la FIFA hay corrupción en todos los niveles.

¿Por qué algo como el futbol puede despertar tanta pasión? ¿Qúe tiene este deporte que se presta para  ser el canal por el que fluye tanta energía física y psíquica? ¿Qué emociones se expresan?

¿Se trata únicamente de un medio de los organizadores para amazar riquezas, o para distraer a la población como se dice hacen los gobernantes? ó, por muy extraño que parezca ¿puede este fenómeno estar relacionado con lo sobrenatural además de lo antes mencionado?

Veremos que nos dice la mitología del Popol-Vuh y el juego de pelota.

Antes de entrar en terrenos míticos y fantásticos, aunque irreales para muchos, hablemos un poco de lo que sucede en la butaca del asistente al estadio y/o en el sillón del tele-espectador.

El fanático se vuelve estratega, y con atención, tensión y nerviosismo va observando el desarrollo del juego mientras, como la lava de un volcán, las emociones empiezan a salir haciéndose visibles en las expresiones faciales ya sea por euforia o al contrario por tristeza ó frustración.  El terreno de juego es una representación de la vida misma con todo y sus héroes y villanos; luchas, sudor y sangre; sacrificios y adversidades. Adversidades no sólo en relación al equipo contrario sino los errores y las “injusticias” como las cometidas por los jueces usualmente vestidos de negro, injusticias que pueden decidir el triunfo o la derrota , la eliminación o la permanencia-la vida o la muerte. Representación de la vida, como lo era el juego de pelota, del que hablaremos adelante.

El orgullo nacionalista que nos recuerda el instinto de territorialidad se hace manifiesto más que de costumbre y la gente vestida con los colores distintivos de su nación grita extasiada de emoción ya sea para alentar a su equipo, insultar al arbitro, al equipo contrario o hasta algún jugador de su propio equipo tras haber fallado una jugada clave;  pero el momento culminante, el clímax llega cuando el esperado y deseado gol ha sido anotado y es entonces cuando la tensión se libera y futbol fans8estalla en un grito de emoción al máximo y la pasión se vuelve incontrolable. Todo esto desde el punto de vista del tele-espectador. Practicar este deporte es intenso también, pero en un nivel diferente.

futbol fans2

Todo un festín para los dioses del estadio como algún cronista de fútbol los ha llegado a llamar y quién sabe si eso de dioses del estadio pueda ser tomado en forma literal.

Desde el punto de vista idealista del mundo, existen cierto tipo de entidades vivientes que influyen en el curso de las cosas de la vida cotidiana, en este caso sería algo así como dioses decidiendo el destino del universo como parece creían las sociedades mesoamericanas.

Los Eternos. Acrylic on canvas 2007

“Los Eternos” Charles Glaubitz Acrylic on canvas 2007. http://www.kunstraumhh.com/images/Download/LosEternos.pdf

También hay quien dice que los estadios son centros de energía para alimentar a entidades parásitas. Como ejemplo para ilustrar a qué me estoy refiriendo menciono la película de Disney, Monsters Inc. En la trama podemos ver como unos habitantes de otro mundo alimentan su ciudad con la energía obtenida de los niños de nuestro mundo al sentir miedo, el cual es provocado por esos “monstruos”.

Los conciertos de música masivos presentan una situación similar. (El tema de los dioses, arquetipos junguianos e instintos y cultura pop lo abordamos con más detalle en Los Dioses del Olimpo y la Cultura Pop y en Dioses del Olimpo y la Cultura Pop Parte II.)

futbol grande3

futbol juegode pelota3

¿Y qué con “los dioses del estadio” y las mitologías antiguas? Hay muchas similitudes con el fenómeno y expresión del futbol grande4fútbol el día de hoy, con lo narrado en las antiguas mitologías, pequeños detalles, pero que al verlos desde cierta perspectiva uno no puede dejar de atar cabos y notar curiosas casualidades.

El Juego de pelota fue creado antes que él hombre mismo según el Popol Vuh, en maya es llamado “Pok-ta-pok” tiene en común con el fútbol soccer que el objetivo es que uno de los dos equipos introduzca por distintos medios la bola en una de las porterías o meta como es conocida por sus seguidores actualmente y curiosamente al guardameta o portero se le llega a denominar “cancerbero” tal como el perro con tres cabezas de nombre Cerbero -de la mitología griega- que guardaba la entrada al inframundo mejor conocido como el Hades e impedía que los muertos salieran de ahí y que los vivos pudieran pasar.juego de pelota cancha

En las culturas mesoamericanas el juego de pelota tenía tal relevancia que uno puede encontrar una cancha en casi cada ciudad maya, zapoteca o totonaca por citar unos cuantos ejemplos. Se cree que en este juego se representaba un drama cósmico del cual dependía la continuidad de la existencia misma, juego en el que se enfrentan las fuerzas de la obscuridad y la luz, el bien y el mal.

 Los jugadores en el juego de pelota se ataviaban con ropas que los relacionaban con los dioses y para los habitantes estos héroes o villanos realmente eran los mismos dioses tal como sucede ahora con los ídolos del fútbol; y ahí los a ellos que con sus dinámicas son una representación de las dificultades, hazañas y glorias en la vida misma-la gente necesita ídolos en quien proyectarse, a quien emular y/o adorar.

futbol4futbol juegode pelota

Hunahpú e Ixbalanqué eran los representantes de la Luz en el mito del Popol Vuh, ellos y las fuerzas de la obscuridad tuvieron un encuentro de juego de pelota en la creación del universo.

No parece casual que las canchas del juego de pelota estén ubicadas dentro de los mismos centros ceremoniales en las ciudades mesoamericanas muy cerca de importantes templos dedicados a deidades.

En el fondo hay más de lo que se puede percibir en la superficie.

Cada país tiene su propio sello distintivo el cual podría ser relacionado con su misma idiosincrasia: desde el jogo bonito(juego bonito) que caracteriza a los brasileños y que puede remitirnos a su samba, como la voluntad y disciplina alemana, la garra uruguaya ó el revolucionario “fútbol total” de los holandeses donde todos juegan en todo el campo. Probablemente estas sean algunas razones por las cuales el ganar se convierta en una cuestión de orgullo regional, una cuestión de valores con los que se identifica a un grupo de personas.

Los deportes en general son entre otras cosas, medios por los cuales canalizar energía instintiva.

En el fútbol, los instintos salen a flote.  Instintos como el de territorialidad, un sentido de competencia con un cierto grado de agresividad, que se combina con una necesaria astucia y visión de campo que nos recuerda esa parte instintiva animal cuando el humano vivía de la caza de la cual un gran porcentaje de la población se ha olvidado que tenemos dentro de nosotros y más en éstos tiempos de marcado avance tecnológico en el que se llega a creer que hemos evolucionado; donde un desodorante evita que sudemos, donde hasta se pone de moda la depilación masculina, la agresividad es mal vista aunque no por eso ha desaparecido de nuestro interior razón por la cual ha pasado a ser reprimida y negada. Nuestra parte más primitiva nos domina inconscientemente y se manifiesta en nuestras acciones cotidianas, ésta parte se encuentra alojada en la parte mas antigua y profunda de nuestro cerebro: el sistema límbico.

El campeonato mundial desde que se llevó a cabo por primera vez en Uruguay en 1930 ha gozado de gran popularidad y se han construido grandes estadios para su desarrollo llegando a alojar a doscientas mil personas como fue el caso del estadio Maracaná en el mundial de Brasil en 1950; éste dato nos deja ver que el futbol sin tanta publicidad y desde antes de que la mercadotecnia extremadamente invasiva del día de hoy  lo invadiera todo, ha sido ya de gran importancia para la sociedad, llegando a extremos como suicidios como cuando Brasil perdió la final en ese mismo año.

Practicar el deporte por uno mismo es mejor que verlo por tv, así como ser un participante activo en el juego de la vida y reconocerla como tal.

Deja un comentario

7 More posts in Nuestro Mundo category
Recommended for you
Humanización de Animales, Humanización de Plantas

 Un riesgo imperdonable en la naturaleza: la compasión desmedida ¿Acaso te pasa por la mente,...