El Populachero Lema «Je suis Charlie Hebdo»

El populachero lema «Je suis Charlie Hebdo», del cual se han servido partidos y medios informativos de todos colores, continua atronando en mis oídos ya cansados de su chirriante sonido y significado.

Je_Suis_Charlie_WideCierto que el fanatismo religioso es un óbice para la evolución intelectual y social del hombre como humanidad en general; cierto que los segundos peores y más inmisericordes en este rubro sean los musulmanes (el primer puesto es para los sionistas que difieren en modos y tecnología) que a su vez resultan los menos tolerantes a la critica; cierto que su frustrado concepto social es inadmisible por retrogrado y salvaje. Todo lo anterior citado es una Verdad con uve mayúscula irrecusable. No obstante, también cierto es que la tan mentada y glorificada libertad de expresión de la que alardea Occidente se encuentra, y debe ser así, delimitada por ciertas fronteras infranqueables allende las cuales uno se está bajo su propio riesgo.

La ofensa, el odio o la amenaza son muestras claras de dichas fronteras que el periódico satírico Charlie Hebdo acostumbra violar al menos en la primera de ellas. Cuando uno, como ha sido mi caso en sendas ocasiones, abusa de humor cáustico se sobrentiende la acepetación de sus posibles consecuencias. Burlarse públicamente del mundo musulmán, cosa nimia para un ciudadano occidental acostumbrado a escarnecimiento político-religioso de sus mayores celebridades o divinidades, es un acto rayano en lo demencial visto desde la retrasada óptica árabe. Claro, no todos los árabes son unos sensibleros a quienes se deba tratar con pinzas y felpa pero los que sí lo son ganan por mayoría como para meteros a todos en un mismo saco.

veilledLa burla contra Mahoma no es gratuita, bien deberían saberlo ya los caricaturistas luego de lo sucedido en Dinamarca con el Jyllands-Posten y los subsecuentes incendios y desmanes. Y no significa esto propagar un respeto inapropiado a una figura de masas, antes al contrario, es menester zaherirla hasta diluirla en su incoherente existencia, pero que no se desate la hipocondría colectiva debida a las repercusiones de la mofa divina de un puñado de histriones radicales intolerantes a la critica y prestos a la inmolación. Charlie Hebdo estaba por su cuenta como otros lo estamos al pasar por el tamiz ideas e ideologías de multitudes sensibles.

Por otra parte, ¿no se daban perfecta cuenta los islamitas que un ataque como ese acarrearía odio masivo contra su religión y su pueblo? No, los fanáticos son tan ciegos que no se dieron cuenta. Pareciera, a causa de su desenlace, una taimada estrategia contra el Islam pero no lo es. Cuando se carece de raciocinio se corre el riesgo de desaparecer por el peso de un colectivo medianamente educado. De acuerdo, ineficientemente educado pero más educado que el fanático religioso.

Deja un comentario

16 More posts in Sociedad category
Recommended for you
Nuevas Generaciones Adictas al Celular ¿Menos Inteligentes o Más Evolucionadas?

Hay quienes afirman que la adicción a los celulares, selfies y el narcisismo de los...