Descubrimientos Científicos Realizados por Niños.

A lo largo de la historia los niños han dado muestra de que el talento y el conocimiento no necesariamente vienen con la madurez del cuerpo o con el desarrollo, fomento y aprendizaje de habilidades específicas.

Children ProfessionsLa observación curiosa y el deseo de entendimiento del entorno que lo rodea puede provocar que un niño haga descubrimientos dignos de cualquier adulto preparado en alguna rama de la ciencia.

Por un momento recordemos cuando éramos pequeños, recordemos nuestra necesidad de conocer y entender el mundo en el que vivíamos, recordemos que un día éramos doctores, al otro exploradores, al siguiente músicos y así sucesivamente solíamos desarrollar distintos roles en nuestros juegos infantiles; algunos niños se han llevado más allá su rol de juego inyectándole la seriedad suficiente para hacer grandes descubrimientos, por fortuna estos niños no necesitaron de un título académico para realizar su trabajo, mucho menos para que éste fuera reconocido.

Sorpresa Estelar.

En 2013 Nathan Gray, un niño canadiense de 10 años de edad descubrió una supernova de 600 millones de años ubicada en la constelación de Draco.

SupernovaAl momento del descubrimiento Nathan Gray se encontraba con su padre, un astrónomo aficionado y con Dave Lane, propietario y operador de Observatorio de Ridge Abbey en Stillwater Lake, Nueva Escocia. Nathan mencionó en una entrevista para la CBC News que llevaba 6 meses observando el cielo nocturno con la esperanza de ver una explosión estelar, se confesó contento y emocionado por haber encontrado la supernova, la cual “parecía una estrella parpadeante”. La Real Academia de Astronomía de Canadá ha avalado el descubrimiento de Nathan.

Dulce Veneno

El hecho de que sus padres dejaran de comer azúcar hizo que Simon Kashchock-Marenda realizara una investigación sobre los sustitutos de azúcar para su proyecto escolar de ciencias.

En su proyecto, Simon alimentó con diferentes edulcorantes artificiales a varios grupos de moscas de la fruta (Drosophila melanogaster), uno de ellos fue un edulcorante conocido comercialmente con el nombre de Truvia,  éste contiene un alcohol llamado eritritol. En su investigación observó que las moscas alimentadas con Truvia murieron después de 6 días. Con ayuda de su padre, Simon replicó el experimento en el laboratorio de la Universidad de  Drexel donde su padre es profesor de biología, el resultado obtenido fue similar.

moscas de frutaPosteriormente el experimento de Simon se realizó de manera más metódica por investigadores de la Universidad de Drexel, comprobaron que el promedio de vida de las moscas alimentadas con Truvia fue de 6 a 8 días y que éstas presentaron evidentes deficiencias motoras antes de su muerte, así mismo descubrieron que aunque hubiera otros alimentos dulces y otros edulcorantes las moscas preferían alimentarse del Truvia, esta relación de atracción y toxixidad hace del eritritol una sustancia muy efectiva en el desarrollo de un insecticida no tóxico para el ser humano. Actualmente los investigadores de Drexel trabajan en la patente de dicho insecticida y Simon es co-autor del estudio publicado por la Universidad en la revista PLOS ONE.

Un bebé dinosaurio

En 2009 Kevin Terris participaba en una práctica de campo paleontológico el día que descubrió los restos de Joe un Parasaurolophus bebé.

El paleontólogo Andy Farke y un grupo de estudiantes fueron a una prospección rápida al Grand Staircase-Escalante National Monument de Utah (la prospección es la tarea de búsqueda de piezas de hueso en la superficie) cuando Kevin observó bajo una formación rocosa en forma de hongo un trozo de hueso que sobresalía, llamó al Dr. Farke quien después de un vistazo desestimo en hallazgo, la zona ya había sido examinada con anterioridad por otros voluntarios y no se había encontrado algún objeto con valor científico considerable, sin embargo al dar una vuelta rápida por la formación rocosa el Dr. Farke encontró un “adoquin” que resulto ser el cráneo de un bebé dinosaurio, lo que Kevin había encontrado parecían ser huesos del pie y el cráneo en el otro extremo indicaba que probablemente el cuerpo del dinosaurio se encontrara bajo la formación rocosa, el pequeño tamaño de los huesos hacían suponer que se trataba de un bebé dinosaurio, un hallazgo poco común.

skeleton-1024x371Los huesos de Joe esperaron un año para ser desenterrados, mientras se conseguían los permisos y el equipo necesario. Los técnicos se sorprendieron al obtener casi intacto el esqueleto de un bebé Parasaurolophus en sus manos. A medida que crecen los huesos de dinosaurios, desarrollan patrones de timbre, al igual que los árboles. “No tenía ningún anillo”, dijo Farke, “Eso muestra que este animal tenía menos de un año de edad cuando murió.”

A la caza de 10,000 años

En agosto del presente año, Noé Cordle de 10 años y su familia se encontraban disfrutando de sus vacaciones de verano en la isla de Long Beach, cuando Noé encontró un extraño artefacto mientras jugaba al borde de las olas. Noé mencionó que el objeto era bastante agudo y le lastimó al golpear su pierna motivo por el que pensó que se trataba de un cangrejo hasta que recogió el objeto.

punta de flechaSu familia contactó a la Sociedad Arqueológica de Nueva Jersey para preguntar sobre lo que el chico había encontrado. El presidente de la sociedad, Greg Lattanzi, dijo a la familia que el artefacto era probablemente una punta de flecha utilizada por pre-tribales nativos americanos que pasaron por la zona hace 8.000 a 11.000 años, mientras andaban a la caza de peces y aves. Los descubrimientos de este tipo de puntas de flecha en el estado son poco frecuentes, dijo Lattanzi al Asbury Park Press . El Museo Estatal de New Jersey en Trenton cuenta con cerca de dos docenas de estos artefactos pero la mayoría fueron desenterrados por profesionales en excavaciones arqueológicas.

Deja un comentario

24 More posts in Ciencia y Tecnología category
Recommended for you
Placebo para Curar un Corazón Roto.

La mayoría de nosotros sabemos cuanto puede llegar a doler una ruptura, creemos que el...