Astronomía y Psicología. ¿Afectan los Planetas Nuestras Vidas?

La influencia que los planetas y demás astros tienen sobre nosotros es indudable, y seguramente a muchos con cierta formación académica, leer esto, les causará alguna irritación.

No abordaremos este tema desde la perspectiva de aquéllos que todas las mañanas consultan su horóscopo para ver que les depara el destino, no, la idea con la que a continuación jugaremos es una muy distinta.

Primero tenemos que tomar y comparar varios datos y atar cabos de  hechos que andan por ahí flotando en este mar de información, sucesos muy cotidianos aparentemente inconexos, conocimientos generales adquiridos desde la escuela. Posiblemente una imagen nueva emerja que nos haga reconsiderar nuestras creencias. ¿De qué tipo de datos y hechos estoy hablando?

Especularemos un poco con lo relacionados a la influencia gravitatoria de los astros que nos rodean y su posible efecto en nuestro estado físico y la sintonía de nuestras conciencias, dicho de otro modo, su efecto en nuestro estado psicológico. Especulaciones basadas en descubrimientos recientes que iremos mencionando.

La primera cosa a considerar para tomar como válida la posibilidad de que pudiese existir algún tipo de influencia de los astros en nosotros es la gravedad.  La teoría de la relatividad general de Albert Einstein nos dice que la gravedad no es sino el efecto de la curvatura del espacio-tiempo causado por objetos de gran masa como planetas o estrellas. Los planetas o estrellas pueden tener una influencia gravitacional entre ellos dependiendo de la distancia a la que se encuentren mutuamente y esto es un hecho bien conocido por la ciencia, y para citar un ejemplo recordemos la influencia de la Luna en las mareas terrestres, un efecto del que casi todos hemos oído hablar y que es fácilmente perceptible por nuestros sentidos. El efecto no se ve, ya que desde nuestra perspectiva tridimensional, no notamos que el espacio se curva; recordemos que el espacio es maleable, y la materia se encuentra en él.

spacetime curvature¿Y esto de qué forma afecta nuestras vidas?

Fieles a la tendencia -cada vez más común en la ciencia- de tomar en cuenta a la consciencia, al observador y no separarlo de lo observado, podemos agregar datos a la ecuación que ahora entonces nos arroja otro tipo de resultado.

En este nuevo set de datos a considerar se debe tomar en consideración varias cosas, por ejemplo el hecho de que la consciencia está perfectamente calibrada para existir en un planeta con un tamaño, temperatura, clima y campo magnético como el nuestro, con una lejanía a nuestra estrella específica que permite la vida como la conocemos. En relación al campo magnético tenemos el fenómeno conocido como la Resonancia de Schumann que no es sino la resonancia magnética de la tierra la cual oscila en frecuencia de 7 Hz,  la cual se descubrió que es la misma frecuencia que nos muestra un electroencefalograma en esos momentos cuando la creatividad se expresa en nuestra vida cotidiana; es en ese momento en que nuestro cerebro se encuentra en estado alfa 7Hz.

Existen experimentos en los que se emiten pequeños pulsos electromagnéticos, muy tenues,  a lugares específicos del cerebro humano causando una reacción que se traduce en secreción de substancias dentro del mismo, provocando cambios de estado de ánimo e incluso alucinaciones. Tomando estas investigaciones en consideración podemos preguntar por qué no habría de haber algún tipo de efecto en nuestro comportamiento causado por el baile gravitacional de los objetos celestes que nos rodean, por muy tenue que fuera, igual que sucede en los experimentos que acabo de mencionar.

Un interesante dato relacionado que vale la pena mencionar ya que ilustra muy bien lo que he acabo de mencionar, tiene que ver con que la galaxia de Adrómeda y la nuestra mantienen una relación gravitacional de tal magnitud, que se estima que en un futuro terminarán colisionando en un tiempo aproximado entre 3mil y 5mil millones de años. La galaxia de Andrómeda se encuentra a un poco más de 2 millones de años luz de distancia; desde nuestra escala, esta es una distancia considerable y aún así la gravedad de Andrómeda se “siente” en nuestra galaxia; y nosotros vamos dentro de ella.

astros1

Continuando con la gravedad y magnetismo, por un lado tenemos la relación entre gravedad y electromagnetismo –la gravedad tiene efecto sobre la masa y a su vez la masa con la gravedad y la masa es igual a energía de acuerdo a la famosa ecuación de Einstein, y la energía va de la mano de las ondas electromagnéticas- Y por otro lado tenemos la relación del campo electromagnético terrestre con la actividad electromagnética del cerebro o incluso con la del corazón.

Y porqué no podría haber sucedido que durante muchas generaciones grupos de hombres se hayan encargado de medir el juego y la interacción, el baile entre los cuerpos celestes que nos rodean encontrando patrones, y hasta alguna relación secreta con nuestro comportamiento. Y es aquí donde un fenómeno físico se cruza con el mundo psicológico.

Es aquí el punto donde cruzamos a ese mundo que sólo puede ser medido estadísticamente, a diferencia de lo que puede ser calculado con precisión. Entramos al mundo de los arquetipos.

Es aquí el punto donde la medición de las trayectorias de los astros se cruza con la astrología.

Y para este tema haremos su propio apartado.

portada

Deja un comentario

21 More posts in Ciencia, Espíritu y Consciencia category
Recommended for you
Científicos y Filósofos Famosos con Creencias Políticamente Incorrectas (Místicas)

Actualmente la corriente principal de la ciencia relaciona lo paranormal y  la religión  con atraso...